Semana 11 de gestación

Esta es una gran semana para tu bebé, mide 42 milímetros y pesa alrededor de 7 gramos.
Write your awesome label here.
EL BEBÉ

Su piel aún es muy delgada, casi transparente, y por eso se pueden ver todas sus venas. Su diafragma está en desarrollo, por lo que es posible que inicie el hipo e incluso sentirás cuando le de, tranquila, no hay nada de qué preocuparse, es un proceso natural.

Durante esta semana el bebé empieza a tomar líquido, pasándolo al sistema digestivo, comenzará a producir orina y dentro de poco, casi todo el líquido amniótico estará compuesto por esta. El líquido en el que tu bebé está flotando es el que lo protege en caso de que llegaras a tener un golpe abdominal y le mantiene la temperatura calientica. Además, es el que le permite moverse fluida y activamente dentro de tu útero, rodeado de ese líquido, aunque aún quizá no lo sientas. Este proceso es vital para el desarrollo de los pulmones y riñones de tu bebé.

Reconocer tus creencias o paradigmas sobre ser madre te permitirá liberarte de creencias que te limiten y potenciar las que te conecten.

LA MAMÁ
Lo primero que tengo para decirte es que quizá ya te hayan comenzado a cesar algunos de los síntomas del embarazo, estás despidiéndote de ese primer trimestre de asimilación de la llegada del bebé desde cuerpo, alma y mente. Ahora comienzas la bienvenida al segundo trimestre, que posiblemente te traerá algo más de energía.

Alrededor de esta semana, la hormona que se cree que es responsable de las náuseas durante el embarazo (GCH) empieza a estabilizarse. Síntomas como el cansancio o agotamiento podrían seguir durante lo que te queda de gestación y podrían aparecer los calambres, puesto que la circulación en las piernas se ve afectado por la presión del útero en la pelvis. Las uñas y el cabello comienzan a tener variaciones por endurecimiento o debilitamiento, esto causado por el aumento de la irrigación sanguínea y además, podría aparecer una tensión abdominal y pélvica, que puede estar siendo ocasionada por el estiramiento de los ligamentos y músculos de la pelvis, también de un útero en crecimiento.

Vas a comenzar a escuchar que tienes que estar subiendo "X" cantidad de kilos por mes y lo que te puedo sugerir es estar tranquila; en los primeros 3 meses de embarazo es completamente normal no aumentar de peso o incluso perder uno o dos kilos (por la inapetencia, las náuseas y los vómitos). Aliméntate bien, no sólo por tu bebé sino por ti, para que sientas bienestar en esta etapa de tu vida. Si alimentándote bien no subes de peso y están saludables los dos, entonces no te estreses, cuídate, pero no te llenes de angustia.

En este momento tu obstetra o médico tratante te podría sugerir hacerte el Tamizaje Genético para determinar, de manera temprana, posibles situaciones genéticas como el síndrome de Down. En esta ecografía también van a poder decirte el sexo de tu bebé, aunque no con total certeza.

Podría comenzar a notarse un poquito más de abultamiento en la parte baja de tu abdomen, aunque aún es temprano para que tu cuerpo revele la presencia de un bebé dentro de ti. Y bueno, si aún no le has contado a tu familia y amigos la noticia de la llegada de este bebé, ya se va acercando el momento en el que te sentirás más tranquila para hacerlo y disfrutar de lo que comienza a ser tu pancita desde ahora. Para que tu bebé esté bien es necesario que tú lo estés, es la ecuación que más repito todo el tiempo, porque de verdad así lo creo.

COMO OBSTETRA TE RECOMIENDO
Te hemos sugerido antes la visita al odontólogo y esta semana te lo volvemos a recomendar. La progesterona puede debilitar las encías, por lo que estas pueden sangrar al cepillarlas y correr más riesgo de infección, pudiendo afectar a tu bebé o tu gestación. A pesar de que algunas mamás puedan sentir fastidio con la crema dental, cuidarte de caries será muy importante, por lo que te invito nuevamente a consultar con tu odontólogo si aún no lo has hecho.

Hacer ejercicio, ahora que están disminuyendo los síntomas, te puede ayudar a sentirte más vital, además de favorecer tu tono muscular, tu fuerza, la flexibilidad de tu cadera y pelvis, sumará al momento de tu parto y quizá para la recuperación en el postparto (Si aún no te sientes capaz no te fuerces, sé compasiva contigo y tu cuerpo, está haciendo un gran trabajo para sostener a tu bebé).

Podrían aparecer manchitas en la piel del rostro, por eso el protector solar será tu aliado para disminuir su aparición. Por supuesto, es muy importante que sigas las instrucciones de tu médico tratante, aquí te damos algunas recomendaciones, pero no conocemos tu salud o antecedentes médicos, por lo que siempre te recomendamos prestarle toda tu atención a el o ella y no a lo que vas a escuchar o leer por tantos medios.

COMO DOULA TE INVITO
¿Qué significa para ti ser mamá? Reconocer tus creencias o paradigmas sobre ser madre te permitirá liberarte de creencias que te limiten y potenciar las que te conecten. Por eso para esta semana te propongo hacer una reflexión alrededor de esta pregunta, pensando en el primer y gran referente que tienes sobre maternidad, tu mamá. 

La tengas presente o no, ya marcó una gran huella en ti sobre el ser madre, y darle cabida a lo que surja será una gran puerta para tu crecimiento como mujer y como mamá. Puedes hacer un listado con las “verdades” o "creencias" que has escuchado, que aprendiste o percibiste en relación con tu crianza y con ella. Observa ese listado y date cuenta qué sientes, con cuáles resuenas y a cuáles te resistes, las dos te habitan y depende de ti moverte para sanar y vivir una maternidad en mayor liviandad. He sido testigo de muchas mujeres que en sus familias tienen tan arraigadas unas creencias, que las siguen como dictados, aunque no les haga sentir bien, es momento de escuchar ese dictado interno, más allá de lo que debes creer es: cómo quieres sentirte.

Nos vemos en tu próxima semana para seguir acompañándote en este maravilloso y retador viaje.

Recuerda que hemos diseñado un Curso Prenatal para fortalecer tu vínculo con tu bebé ¡INSCRÍBETE!
Created with