Semana 12 de gestación

Tu pedacito de vida en esta semana está midiendo entre 5 y 6 centímetros y pesando casi 14 gramos. ¡En esta semana ya se acaba el primer trimestre de desarrollo!
Write your awesome label here.
EL BEBÉ

Su carita está cada vez más formada, los ojos están en su posición y ya puede apretar los músculos alrededor de ellos, las orejas se han ubicado también en el lugar que corresponde y se da inicio al desarrollo de sus cuerdas vocales. Hasta este momento la cabeza es muy grande en relación al tamaño del cuerpo (la cabeza constituye la mitad del tamaño total), pero de aquí en adelante va disminuyendo la velocidad de crecimiento hasta llegar a ser la cuarta parte del tamaño del bebé al final del embarazo. Su cerebro sigue desarrollándose y comenzando conexiones neuronales.

El intestino que antes se encontraba por fuera del abdomen, en la llamada “hernia”, para esta semana ya estará adentro completamente. Los genitales externos están formados y es posible verlos mediante la ecografía, aunque no siempre es fácil hacerlo.

Su corazón está funcionando a plena potencia, cuando lo escuches será todo un galope.

LA MAMÁ
Lo más probable la mayoría de los síntomas empiecen a disminuir (en el 60% de las mujeres desaparecen en esta semana) y comiences a sentirte con mayor energía, algunos como la acidez o agrieras aún podrían persistir.

Aunque aún no sea evidente, ya puedes sentir tu vientre más abultado y hasta quizá notes que una línea en tu abdomen se hace un poco más oscura, es la llamada línea alba (esta favorecerá a tu bebé al nacer y lo ayudará a seguir el camino hacia la teta, si lo dejas reptar, y ya luego del nacimiento esta comenzará a disminuir). El aspecto más rozagante, sano y fresco de tu rostro y cabello, es el resultado del aumento del flujo sanguíneo y las glándulas sebáceas producidas por las hormonas, y si quizá has notado acné, éste puede estar siendo también resultado de lo mismo. Lo ideal es que sigas usando el anti solar (ojalá en gel para que no aumente más la producción de grasa de tu piel). 

En este período usualmente estarás haciéndote la ecografía de Tamizaje Genético, en la cuál se calcula el riesgo de que tu bebé tenga alguna situación genética y además podrás ver los movimientos de tu bebé y escuchar su corazón. También es posible que puedas ver sus genitales y darte una probabilidad de sexo. Así que, si no has contado la gran noticia, al tener esta ecografía, quizá llega un buen momento para hacerlo, ya estás más tranquila emocionalmente, con mayor energía, quizá como pareja están más aterrizados y con la seguridad de este bebé aferrado a ti.

COMO OBSTETRA TE RECOMIENDO
Si aún tienes síntomas y has descubierto cómo ayudarte a disminuirlos, continúa la estrategia, seguro estás a poco de dejar de sentirlos o por lo menos varios de ellos.

Arriba te contamos que el reflujo (acidez o agrieras) es uno de los síntomas que por lo general continúa; esto ocurre porque la progesterona relaja el esfínter, que se encuentra entre el esófago y el estómago. Así que mantener atención sobre la alimentación, comiendo varias veces al día, podría ayudarte a mantener esta molestia bajo control.

Es probable que aún tengas ropa que te quede, te invitamos a encontrar prendas que te permitan sentirte bien contigo misma y sobre todo cómoda. Ya seguro comenzarás a sentirte con mayor energía, por lo que sería valioso iniciar actividad física, siempre teniendo en cuenta las recomendaciones de tu médico. Recuerda que lo ideal es evitar ejercicios de impacto como trotar y saltar, es mucho mejor hacer caminatas a buen paso o nadar.

COMO DOULA TE INVITO
Tomamos esta semana como un símbolo y te invitamos a identificar los temores que tienes frente a la gestación. Observarlos desde ahora y comenzar a hacerles frente te permitirá avanzar en los siguientes trimestres desde un lugar más empoderado y consciente.

Si bien es de muchas mujeres vivir un huracán de emociones durante este primer trimestre, es muy usual que así como los síntomas, al llegar a esta semana aproximadamente, tu estado emocional entre en mayor equilibrio y sientas más asumido este nuevo momento de vida. Sin embargo, si tu sientes que sigues en un remolino o estás viviendo una situación difícil que hace que este momento se sienta como en caída, entonces es muy importante que busques ayuda, que consultes con tu obstetra para identificar si puede estar pasando algo hormonal o si necesitas pedir acompañamiento psicológico.

NO TE QUEDES SOLA. Busca apoyo en tu entorno y en profesionales que te sepan acompañar.

Nos vemos en tu próxima semana para seguir acompañándote en este viaje.
Created with