Semana 5 de gestación

Cada semana significa para el bebé grandes cambios. Por ejemplo, en esta quinta semana tu bebé mide entre 1,25 y 2,5 milímetros y aún tiene forma de disco.
Write your awesome label here.
El cambio más importante de esta semana es la llamada “gastrulación” en la que se forman las 3 capas germinales: ectodermo, mesodermo y endodermo. Las células de estas capas formarán todos los tejidos y órganos del embrión. También se establece el orden de las células, como si se trazara un mapa. Cada célula ya sabe adonde debe migrar para formar cada órgano y tejido. También se determinan los ejes: anterior, posterior, derecho, izquierdo, superior e inferior.  

Al final de esta semana ocurre la “neurulación”, que es la formación del tubo neural. Con este proceso el sistema nervioso central está formado por un tubo largo con una parte inferior estrecha (que será la médula espinal) y una parte superior más ancha que formará el cerebro. 

Otro avance importantísimo ocurre en el desarrollo de lo que más adelante formará la placenta. En esta semana se empiezan a formar los capilares, que son vasos sanguíneos diminutos; en unos días este sistema estará preparado para suministrar oxígeno y nutrientes al embrión.  

Para el día 20 después de la concepción, el embrión empieza a doblarse e irá adquiriendo una forma de C. Para el día 21 (que corresponde con el último día de la quinta semana) ocurre algo maravilloso: ya tiene su corazón (de una manera muy rudimentaria, pero ya es capaz de latir y lo podemos ver por ecografía). 

¡Sólo 5 semanas y ya tiene un corazón latiendo! ¿No te parece muy emocionante?

LA MAMÁ

Aunque en la semana 4 ya comenzamos a hablar de la aparición de posibles síntomas, podría suceder que comiences a sentirlos sólo hasta este momento o que hasta ahora te estés dando cuenta de tu gestación y por eso tomen protagonismo. Algunos de esos cambios son: mucha sensibilidad en los senos, náuseas, cansancio, cólicos, retención de líquido, desagrado con algunos aromas. Incluso puedes sentir más calor o la temperatura más alta, esto tiene que ver con la progesterona que está manteniendo esta temperatura para que tu placenta y útero puedan crecer adecuadamente.

"A mí las náuseas me daban a primera hora del día, es decir, despertaban conmigo. Después de probar muchas cosas descubrí que dejando el taco de galletas junto a mi cama, para comerme la primera estirando sólo el brazo y sin moverme en absoluto, me ayudaba muchísimo. Era como si las galletas neutralizaran los ácidos antes de que yo los batiera levantándome a buscar la galleta".

Otras mujeres prefieren el hielo o el agua. Sé que irás probando lo que mejor te siente, vas a ver cómo en ese cuerpo, que al parecer se siente tan extraño, vas a ir encontrando bienestar.

COMO OBSTETRA TE RECOMIENDO

En cuanto a la actividad física: si desde antes de tu gestación ya venías con una rutina de ejercicios, los puedes seguir haciendo normalmente, cuidándote de no hacer ejercicios de impacto (salto, trote, etc), esfuerzo abdominal, riesgo de caídas y limitando un poco el levantamiento de peso a máximo 20 libras. Levantar más de este peso puede aumentar el riesgo de pérdida del embarazo.

Por el contrario, si antes no hacías ningún deporte, sí será recomendable esperar a cumplir 10 a 12 semanas. Puedes empezar con caminatas leves, no sólo como actividad física, sino también como oportunidad para respirar, permitir que las emociones encuentren lugar y se acomoden.

Hacer ejercicio tiene beneficios para ti: promueve la flexibilidad, la apertura de la pelvis, la fortaleza de las piernas, y le podría permitir a tu cuerpo una recuperación postparto más fluida, efectiva y, sobre todo, te puede generar sensación de bienestar físico y emocional.

LO MÁS IMPORTANTE es que el ejercicio que elijas esté en resonancia contigo: el que practicabas antes, nadar, bailar, hacer Yoga... algunos gimnasios funcionales ofrecen entrenamiento adaptado para gestantes, lo importante será que resuene contigo y te implique diversión,  no una obligación.

Es recomendable que tengas la autorización médica para hacer actividad física

Finalmente, debemos seguir con las mismas recomendaciones que ya se mencionaron en las semanas anteriores.

COMO DOULA TE INVITO

Durante el primer trimestre las emociones pueden verse comprometidas. ,Suelen presentarse emociones de alegría, miedo, angustia, incertidumbre, ilusión... (por supuesto la condición en la que fue concebido tu bebé o la situación en la que te encuentres tendrá una estrecha relación sobre cómo te sientas en estas semanas).

Desde ahora comenzarás a escuchar frases como “no debes llorar” o “no puedes estar triste porque se lo pasas al bebé”. Quiero aclararte que somos seres emocionales y la gestación nos implica muchos movimientos en ese sentido, tanto por los cambios o expectativas alrededor de ese nuevo bebé, como por las hormonas que están impactando nuestro sistema. Es por ello que lo importante no será “no sentir”, sino permitir que las emociones fluyan para que no se queden dentro de ti y, si sientes que puedes necesitar ayuda profesional, es importante pedirla a tiempo.

Comienza a construir una Playlist con canciones que te conecten y, si puedes, escoge una canción que te inspire y apréndetela, cántala, respírala, dánzala.

En estos ejercicios y retomando lo que te mencioné del movimiento emocional que puedas sentir, te invito a reconocer las emociones e imágenes que te lleguen y a escribirlas en un cuaderno.

Nos vemos la próxima semana para seguir acompañándote en este maravilloso y retador viaje.
Created with