La magia del juego: compartiendo en familia

¡Cuidado! Este contenido es apto para todas las edades. Si decides verlo, corres el riesgo de divertirte y compartir en familia.

Los seres humanos nos acercamos al entorno y lo comprendemos a través del juego. Por esta razón los niños pequeños pasan varias horas al día dedicados a jugar y reconocer lo que los rodea.

Aquí te contamos cómo convertir tu casa en un campo de juego, práctica muy efectiva para conectarte con tus hijos y entender su manera de ver el mundo.
Write your awesome label here.

Como adultos solemos pensar que el juego es cosa de niños...  pero estamos equivocados.
Jugar va más allá de una ronda infantil, una sesión de títeres o un juego de mesa. El juego también puede integrarse a la cotidianidad para hacerla divertida.

Contenidos incluidos

Created with